Tesalónica

www.easythess.com

Tesalónica es una ciudad histórica de Grecia. En su larga Historia se encontró bajo el dominio de diferentes pueblos, siendo un lugar en el que convergían culturas de diferentes nacionalidades. Desde el año 1912 y desde la finalización de la Primera Guerra de los Balcanes, es la segunda ciudad más grande del Estado moderno de Grecia; hoy es la ciudad más grande de Macedonia y capital de la región de Macedonia Central, con un total de 800.764 habitantes al año 2001.

Su fundación coincide con el comienzo de la Era Helenística, es decir, con la ascensión al trono de los descendientes del imperio universal de Alejandro Magno, y con la soberanía de la cultura griega en la mayor parte del entonces mundo conocido para el hombre occidental. El heredero del Reino de Macedonia y esposo de la medio-hermana de Alejandro Magno, Casandro, fundó la ciudad uniendo 26 municipios, que se encontraban alrededor del Golfo Termaico. Le dio el nombre de su esposa, la hija de Filipo II, Tesalónica (el nombre es el resultado de una victoria en el campo de batalla sobre los Tesalios)

En el siglo II a.C. la ciudad pasó a manos de los romanos, como también el resto del territorio griego y de Asia Menor, siendo en un principio, una de las cuatro sedes administrativas de la provincia de Macedonia. Más tarde se convirtió en la capital de todo el thema romano en Macedonia. Durante el comienzo del traslado del Imperio Romano al Imperio Cristiano de Oriente, con el traslado de la capital al este por parte de Constantino el Grande, fue, gracias a su importante posición estratégica, una de las ciudades candidatas, las cuales se presentaron como posibles reemplazantes de Roma. Aunque se prefirió a Bizancio como nueva capital, Tesalónica tuvo un rol político y cultural como ciudad co-reinante.

El avance de los otomanos en la península balcánica anexó a Tesalónica al Reino de los Otomanos en el año 1432, al cual perteneció por casi cinco siglos. El aspecto multinacional del imperio benefició, luego de algunas décadas, el establecimiento de comunidades hebreas de Iberia y del norte de Europa. Este movimiento poblacional colocó a Tesalónica como la metrópolis hebrea más importante del mundo al menos hasta principios del siglo XX. Además de esto, sobre todo a mediados del siglo XIX, fue el centro urbano más cosmopolita del Imperio Otomano y el polo más importante de movimientos políticos.

Su anexión al cuerpo del Estado griego nacional en el año 1912, con el resultante movimiento de la población musulmana y el -una década después- movimiento de la población de cristianos refugiados de Anatolia y Asia Menor, contribuyó a un cambio en el tejido poblacional, convirtiéndola en una comunidad urbana con un elemento griego dominante, con todas las singularidades del tipo griego urbano. El cambio en la planificación urbana y en la arquitectura se logró luego del gran incendio en el año 1917 y gracias a los intentos de la nueva administración griega de helenizar el estilo arquitectónico a su vez que se destruían los monumentos musulmanes. Los últimos hechos que se relacionan con los cambios poblacionales de la ciudad están relacionados con el exterminio Nazi de la comunidad hebrea en la época de la triple ocupación y con la ola migratoria interna hacia los centros urbanos, que comenzó en la década del ‘50.

Hoy Tesalónica es una de las sedes estudiantiles más importantes de los Balcanes y de Europa del Este, ostentando dos grandes universidades, al mismo tiempo que intenta recuperar su antiguo rol como centro de los Balcanes.